“Me gustaría que nos tocase el Valdepeñas en el sorteo de Copa”

Cinco temporadas, un número incalculable de goles y un fútbol sala hecho para espectadores gourmet es lo que han llevado a Alan Brandi a hacerse con el corazón de la Marea Amarilla y con el brazalete de capitán del Jaén Paraíso Interior FS. Un equipo que lleva 11 partidos sin perder y que, desde la tercera posición de la tabla, hace soñar a su afición con la posibilidad de tocar metal. El campeón del mundo con Argentina desgrana para VIVA Jaén el exepcional estado de forma que atraviesan los amarillos.

¿A qué dirías que se debe el buen momento de forma del equipo?

–La primeras jornadas entre que éramos un equipo con muchas caras nuevas y que nuestro sistema es difícil de asimilar, más todo lo que se generó porque se habían fichado grandes nombres, nos costó un poco más. Ahora todos sabemos a lo que jugamos, tenemos un grupo de jugadores muy competitivo y después también depende de que la suerte te acompañe. Tampoco podemos olvidar el factor del Olivo Arena, que juega mucho a nuestros favor, es como tener un jugador más.

¿Dirías que es la mejor plantilla que hay en el club desde que llegaste?

–Es verdad que por los resultados y por el juego se puede decir que es el mejor equipo de Jaén, pero yo también recuerdo que en 2018 tuvimos una fase muy buena sobre todo en la segunda vuelta, cuando fuimos el mejor equipo de la liga. Son muy difíciles las comparaciones y nosotros lo que tenemos que hacer es seguir en esta línea y disfrutar del momento.

¿Cómo está llevando el equipo el éxito? ¿Cómo hacéis para que no haya un exceso de confianza?

–Yo creo que Dani, que tiene mucha experiencia, sabe gestionar bastante bien el éxito, ponerte los pies en el suelo. Los veteranos sabemos que se pasa de un extremo al otro muy fácilmente y también intentamos poner los pies en la tierra y disfrutar los buenos momentos teniendo claro dónde estamos. Es normal que la gente se ilusione y empiece a pedir títulos, pero nosotros somos conscientes de los rivales que tenemos. Aunque también sabemos que siendo fieles a nuestra identidad podemos hacer grandes cosas.

¿Crees que el equipo va a poder mantener este nivel hasta la Copa de España?

–Espero que el equipo llegue bien y sigamos en esta línea. Sabemos que en algún momento llegará un resultado adverso por eso tenemos que centrarnos en seguir con este nivel de juego porque los resultados a veces no salen como uno espera.

¿Cómo esperas esta edición del trofeo estrella de la temporada?

–Creo que esta Copa de España va a ser la más difícil que hemos jugado por el nivel de los equipos. Llegamos con las expectativas más altas de siempre y nosotros tenemos que saber gestionar eso, porque una Copa es complicadísima y tenemos que ir con la máxima confianza pero también sabiendo que es una competición dificilísima.

¿A quién quieres en el sorteo?

–Es muy complicado elegir un rival pero a mí sí que me gustaría que nos tocase Valdepeñas por el ambiente que se genera y porque siento que los dos partidos del año pasado ante ellos se nos escaparon por muy poco.

¿Dónde está el techo de este equipo?

–Creo que nosotros más que pensar en el techo del equipo tenemos que seguir trabajando siendo conscientes de que el hambre del equipo y ser fieles al sistema es lo que nos está llevando al éxito, a esta gran racha.

Y en lo personal, ¿cómo definirías el momento de forma que atraviesas?

–Sinceramente no pienso en el momento en que estoy pasando, siempre intento mantener un buen nivel y ver qué cosas puedo mantener en mi juego. No me quedan muchos años de fútbol sala así que intento disfrutar al máximo lo que me queda. Si me encuentro bien seguiré.

Si tuvieras que hacer un pronóstico de lo que conseguirá el equipo esta temporada, ¿cuál sería?

–Te mentiría si te digo que creo que va a ser así, es difícil dar un pronóstico. Se tienen que dar muchas cosas bien para ganar una Copa de España  pero yo siempre soy positivo y cuando encaro una competición lo hago con la convicción de que la puedo ganar. Con la Copa del Rey, sobre todo los que estuvimos en esas tres finales perdidas, tenemos una espinita clavada y a mí me hace especial ilusión. Creo que por plantilla podemos llegar lejos y sobre todo que sigamos viendo esta versión del equipo. Si el equipo transmite este hambre competitiva, cuando acabe la temporada, equipo, club y afición vamos a estar muy contentos.